No es lo mismo alimentarse que nutrir las células. Nuestro servicio nutricional y dietético personalizado, hará que mejore la calidad de vida, sin duda será su mejor inversión en salud.

 

Alimentarse, comer para calmar el apetito no es lo mismo que nutrirse, es decir, proveer a nuestro cuerpo del alimento necesario para las células. Existe además una Individualidad Bioquímica en los individuos, las diferencias en necesidades nutricionales, desde un punto de vista metabólico o bioquímico, radican en diferencias genéticas. Una pauta dietética puede sentar bien a unas personas y a otras hacer que se sientan enfermas.

La forma de metabolizarse los alimentos y sus nutrientes es lo que hace que se utilice para generar energía necesaria y saludable o se almacene en forma de grasa o genere toxinas produciendo efectos adversos.

Durante mucho tiempo se ha dado importancia, y aún hoy en según qué sitios,

 

al recuento de calorías y es que “una caloría no sólo es una caloría”, la fuente donde provienen las calorías, marca la gran diferencia.

Lo único más difícil que perder peso es no volver a ganarlo, más del 90% de las veces todo el peso perdido se recupera, y la mayoría de las veces se ganan más kilos de los que se tenían al principio. Porque en la mayoría de las ocasiones es una forma artificial de perder peso.

La Obesidad o el Sobrepeso no debe considerarse un problema en sí mismo, es un síntoma de mala salud y anomalías en el metabolismo de las proteínas, grasas e hidratos de carbono. Es una manifestación externa de desequilibrios más profundos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La única forma de pérdida de peso duradera es la construcción de salud.